Decisiones

Tomar decisiones es una de las cosas que hacemos todos los días en nuestra vida. Pues, nuestra vida se construye a partir de la toma de decisiones, y la mayoría de las veces no somos conscientes de la magnitud que cada decisión tomada representa para lo que somos como persona y para nuestro futuro. Somos resultados de nuestras decisiones en su mayor parte, tanto en el aspecto personal y profesional. Estoy segura de que muchas de las decisiones que has tomado y las que no has tomado, te han llevado a ser quién ahora eres. De aquí surgen algunas preguntas como estas: ¿Cómo puedo asegurarme de tomar una buena decisión o tomar mejores decisiones en general? ¿Podría ser esto lo mejor para mí? ¿Y si me equivoco? ¿Y si tenía que decidir en base a lo que todos me aconsejaron, y no lo hice?

Es importante tener en cuenta que las decisiones pueden llevarnos a los lugares correctos o retrasar nuestro progreso hacia la meta. Ahora bien, TODAS las decisiones se basan en creencias y valores que hemos aprendido en nuestro entorno, familiar, los amigos, los papas y muchas otras cosas.

Las creencias son relaciones que hacemos sobre lo que hemos experimentado en nuestras vidas o en base a lo que otros te han contado debido a su experiencia.

¿Cuántas creencias o excusas tiene que puedan estar limitándote a la hora de avanzar y tomar una decisión?

Pero NO TE PREOCUPES – hay tiempo. Cambia creencias o excusas que te limitan, por otras que te impulsen hacia adelante. Sé radical y congruente con las decisiones que tomes y siempre persevera.

Me gustaría compartir contigo algunas de las preguntas que me han funcionado a la hora de tomar decisiones:

¿Eres capaz de defender tu decisión ?

Si puedes defenderla, es que hay una razón detrás de ella. Eso es lo que te da motivación. Y si al hacerte esta pregunta te das cuenta de que no hay defensa, analiza bien esa decisión.

¿Tu decisión respeta tus valores?

Siempre que tomes una decisión lo que más te va a ayudar es tener claros tus valores. Asegúrate de que tu decisión fortalezca tus valores y no reste claridad en tu visión.

¿Me hace la mejor versión de mí misma?

Si tu decisión no cambia tus circunstancias, pero te hace una mejor persona y estás en paz, entonces estás en el camino correcto. Sin embargo, si al decidir no encuentras paz sino frustración, entonces no crecerás y posiblemente decidiendo con miedo.

¿Te lleva a donde quieres ir o te mantiene lo de siempre?

Esto es algo que siempre debe preguntarte: “¿Esto me acerca a mis metas?” Es muy fácil permanecer como de costumbre debido al miedo, la pereza o la inseguridad. Pero si realmente deseas estar satisfecha con tu decisión y quiere sentir que estás avanzando, pregúntate si la elección lo conduce o te acerca más a lo que realmente quieres o te mantiene como estás.

Y esta última no es tanto una pregunta, pero es algo necesaria en mi decisión: incluir a Dios en todos los pasos.

Hablo con Él y le pido que me ayude con todas las decisiones en la vida. El Papa Benedicto XVI dijo una vez, “El mundo te promete consuelo, pero no fuiste hecho para consolarte. Fuiste creado para la grandeza.” Él te creó y te diseñó, por lo que definitivamente sabe qué es lo mejor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.