Él Te Quiere a VOS

12473893_10208194881099067_1607023165935941199_o

Dios no quiere que tus logros, dinero o tiempo; Él te quiere a VOS.

SIGUE SIENDO TAN LOCO PARA MÍ QUE DIOS SIMPLEMENTE QUIERE UNA RELACIÓN CONMIGO. El Evangelio prueba de que Él me quiere. Él pagó el precio más alto por mí. Dio absolutamente todo lo mejor de  Él para comprarme. No porque yo soy increíble o digna de su redención, sino por su maravillosa gracia.

Entonces, le tenemos que dar todo de nosotros. Tenemos que traerlo en y darle cada momento que Él nos ha dado.

Pues mira, limitamos nuestra relación con Él cuando lo encajamos en un tiempo de oración en silencio por las mañanas o en una hora de Misa máximo, cumpliendo nuestro deber cristiano de dar dinero a la iglesia, pasando pocas horas en una reunión de la iglesia. Dios no es sólo algo que ponemos en nuestro horario, en nuestra chequera, en nuestros quehaceres.

Nuestra relación con Él no cobrará vida si lo limitamos. Cobrará vida cuando elegimos ver a Dios en todo. Es elegir pasar unos minutos extras escuchando a alguien en angustia y el horario dice que no ya no hay más tiempo para ello. Es elegir amar a quienes no podemos realmente comprender. Es salir de nuestro camino para ayudar a alguien. Es dar lo mejor de nosotros en medio del caos.

Así que, dejemos de presentarle a Dios todos nuestros logros, tiempo y dinero, y dejar que cada minuto y cada hora – seamos envueltos en el amor y poder de Dios.

Tengamos una verdadera relación con Él. Todo lo que hacemos es para la Gloria se Su nombre.

Y no seamos Cristianos Católicos normales, donde no queremos salir de nuestras zonas de comodidad, sino seamos de los que están locamente enamorados de Cristo e ir en contra de la corriente de lo normal en el mundo de hoy, al igual que lo hizo Él hace más de 2000 años.

Ricos, pobres, negros, blancos, bajos, altos, flacos, gorditos, no tan inteligentes, inteligentes,  ocupado, perezoso, o lo que vos sos… EL TE QUIERE A VOS  y esa es la parte más impresionante.

1 Juan 4,10 “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados.”

Claudia Navichoque – Writer, unparalleled love

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s