Amante De Mi Alma

Processed with VSCO with hb2 preset

“Y es que tú vales mucho para mí, eres valioso y yo te amo…” – Isaías 43:4

Bien una semana de la Cuaresma ha llegado y pasado. ¿Puedes creerlo? Has sobrevivido dos días enteros sin comer carne. ¡Que bien!

Enfrentaras tentaciones en esta Cuaresma que va a ir más allá de romper un ayuno o comer chocolate. Como adultos, todos enfrentamos ataques espirituales que pueden desenfocar nuestra visión de Cristo y la misión que él ha puesto en nuestra vida. Pero no temas porque Cristo te llama al desierto o en la cima de una montaña para ayudarte a obtener o recuperar su visión y misión para vos.

Pasa algún tiempo con él, pasa el tiempo contemplando la Cruz, meditando sobre el amor de Cristo para vos. Cuando miramos a la Cruz, tenemos que aprender a mirar una y otra vez, viendo más y más cada vez que volvemos nuestros ojos y corazones y mentes a él. Si queremos mejorar, debemos encontrar la curación en nuestros corazones.

Él te asegurará que sos valiente, a través de su poder puedes enfrentar cualquier desafío. Que eres lo suficientemente fuerte para recoger la Cruz. Y que tus sacrificios te acerquen a él. Por lo tanto, tienes que confiar en él, él vino para perdonar nuestros pecados. Puedo confiar en que su cara está brillando sobre vos y yo, todo lo que tenemos que hacer es mirar.

Él nos ama! Creo que no me puedo cansar de repetirlo! Él es el beso a quien lo traiciona. Él no rompe a nadie; Se rompe a sí mismo. No derramó la sangre de cualquier persona; Él derrama su propia sangre. Él no sacrifica a nadie; Él se sacrifica.

En la Cruz, Cristo nos muestra que su amor no tiene límites. Cristo nos muestra que nuestro sufrimiento tiene un propósito. Que no importa lo que suceda, Él ha conquistado todo. La muerte no es el final. Nuestro sufrimiento tiene mérito para la vida eterna. La Cruz es la Avenida en la que él escogió para redimirnos. Es la Avenida en la que estamos llamados a meditar e imitar.

“…Si alguno quiere venir detrás de mí, que renuncie a si mismo, cargue con su cruz, y me siga.”– Mateo 16:24

Fabiola Navichoque – Writer, unparalleled love

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s