Superando la Ansiedad

 

15145159_10210804186650075_1817678457_o-2
Philadelphia, Pennsylvania 2015

 

Últimamente he estado sintiendo mucha ansiedad. Yo nunca realmente hablo de esto. Es algo que he aprendido a tratar y también aprendido que no puede controlar. Pero hay días donde la sensación de preocupación, nerviosismo toma las riendas y me abruma. Soy naturalmente una persona que me encanta estar alrededor de gente, conversar con ellos, y generalmente esto es lo mío, pero cuando este sentimiento viene siento que no puedo tener conversaciones, siento que no estoy haciendo algo bien, me siento tan insegura. Constantemente me encuentro repitiendo, yo lo valgo y toda va estar bien… Creo que mi Dios es más grande que mi ansiedad. Si vos estás pasando por algo similar a esto, aquí están algunas cosas diarias de lo que hago para superar esos duros días de ansiedad.

La oración y mi dosis de las Escrituras

¡Cuando estoy sintiendo la ansiedad usualmente quiero hablar con alguien lo más antes posible! Y en cuando descubrí el significado de la oración era exactamente eso, ahora sé que tengo a alguien allí para mí 24/7. Me he enamorado del Rosario de la Divina Misericordia, me deja tranquila. También  hago mi dosis de las Escrituras, especialmente de mis versículos favoritos. Los escribo donde puedo tener acceso fácil a ellos. Por ejemplo, en notas de pie en el trabajo, en mi Facebook y Instagram, en teléfono, y simplemente abriendo mi biblia. Aquí hay algunas que me han ayudado:

Romanos 8,28 “Por lo demas, sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio.”
Juan 16,33 “Os he dicho estas cosas para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo.”
Josué 1,9 “¿No te he mandado que seas valiente y firme? No tengas miedo ni te acobardes, porque Yahveh tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.”
Gálatas 2,20 “Y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí; la vida que vivo al presente en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí.”


Dar un paso atrás, sentarse y respirar

La mayor parte del tiempo cuando vos te sentís así no podés ver la foto completa por lo que se necesita dar un paso atrás, sentarse, y respirar, lo cual es realmente difícil de hacer. Pero yo te aseguro en cuando logres hacerlo te va a ayudar a ver el panorama más amplio. Te va  a ayudar a ver que todo va a estar bien. Te da tiempo para procesarlo y te digas que Dios es mucho más grande que cualquier otra cosa que está sucediendo.


Tener tiempo para relajarse

Asegurate de tener tiempo para vos, la familia y amigos, lejos de la presión, cualquier previsto, horarios, reuniones, etc… Salí, divertirte! Tomá una copa de vino y juega juegos de mesa. Hablá con extraños. Hacele el día a alguien. ¡Y reír, ríe un montón!

He aprendido que Él simplemente nos ama. Que Él es Dios que se hizo hombre por vos y por mí, hoy yo quiero decirte en cualquiera que sea su situación, creyente o no creyente, busca la verdad y que la verdad te llevará a estar enamorado de la vida. Para aquellos de nosotros que somos creyentes, asegúrate de que incluso en la ansiedad seas audaz en la fe. Siempre busca más de Él para estar cerca de Aquel que amó primero, el Creador, quien hace nuevas todas las cosas.

Claudia Navichoque – Writer, unparalleled love

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s