Si, lo acepto estoy loca

Esta semana me encuentro escribiendo mi blog unos cuatro días antes de lo cual normalmente hago. La razón de esto es que este fin de semana va estar mega ocupado con un hermoso retiro. Naturalmente cuando escojo mi tema para el blog lo pongo en oración pero esta vez no me venía nada concreto… hasta que me di cuenta de lo que estaba exactamente en frente de mí: ¡Servir un retiro!

¡Hace 7 años yo le dije que SI a Jesús, neta que era una niña que ni sabía que me gustaba más comer o bailar! Una niña con un carácter del mil demonios, dijo que SI a alguien que ni ella conocía. En el 2009 experimente un encuentro con Dios, Dios vivo real y presente. Y desde ahí comenzó mi jornada de servidora.

Les comparto que esta jornada no ha sido fácil… he perdido muchas cosas. He perdido amistades hasta donde duele, Incluso hasta mi novio ha perdido amistades por culpa mía. He perdido el respeto de muchas personas por que me consideran hipócrita… me he perdido muchas veces eventos sociales por temor a caer, he perdido oportunidades profesionales porque me llamo Católica, he perdido mucho.

A pesar que he perdido mucho, la realidad es que he ganado mucho más de lo que mi pobre miseria de persona merece. Es interesante, porque si les comparto todo lo que he ganado en el servicio de Dios no terminaría y el equipo del blog me regañaría por pasarme con 3,000 palabras!

Pero lo que si les puedo compartir es que todo lo que he recibido dentro de mi servicio no se puede medir… no tiene ni principio ni fin. Aunque realmente este lejos de ser perfecta, Él ya me da todo cuanto yo lo necesito, en este momento exacto. Muchas veces me preguntan que ¿por qué hago esto? ¿Por qué invierto cien de horas al año a esto? Buena pregunta, es que yo estoy literalmente locamente enamorada. Ojo, cuando uno está enamorada no es que uno sea perfecto, sino que simplemente está enamorada y por el amor uno hace todo, hasta lo que suena ilógico. ¿Me equivoco? ¡Todo el tiempo! Pero como les explico que mi Dios no es uno que castiga y reprime, pero uno que cuida de cada uno de mis pasos con amor. Y cuando caigo, me pongo de rodillas y sé que el esta ahí para levantarme.

Esta jornada de amor me ha dejado sin palabras. Dios me ha regalado una familia (ya que me encuentro lejos de familia de sangre), me ha regalado unos padres ejemplares, hermanos de lo máximo, un hombre que ha aprendido amarme de la manera que yo nunca pensé ser amada, una carrera donde puedo cumplir mis sueños, y más que nada Dios me ha regalado la salvación. Yo un día decidí aceptarla y aquí estoy. Todo esto lo tomo como regalo, porque así por mis propios méritos y lejos de Dios estaría yo aún más perdida, porque créanme mi humanidad está muy presente…

Concluyo, Dios nos llama a todos a servirle yo simplemente dije que sí. Créanme no es algo sobrenatural, yo simplemente dije que sí. Soy completamente inútil lejos de Él y por eso y mucho más yo me declaro servidora de Jesús de Nazaret.

“Dios no elige a los capacitados, sino que capacita a los que elige.” Anónimo

Joandra Ocampo – Writer, unparalleled love

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s