Quédate quieto y escucha

Nunca pensé que quedarse en silencio iba hacer tan difícil pero estaba completamente equivocada. Ha sido una de las cosas más difíciles que he hecho. Para todo el lío en mi cabeza, el silencio total es un gran desafío. Experimenté un silencio total y han sido los mejores minutos de mi vida.

Semanas llenas de amor, misericordia, silencio y oración me enseñaron que simples son las cosas.
Cuando estoy en oración, quedarme en silencio y dejar que Dios obre.
Cuando estoy en momentos de dificultad, confiar en Dios.
Cuando hay éxito, incluir Dios.
Cuando estoy en necesidad, pedirle ayuda a Dios.

Esta experiencia me obligó a ponerle un alto a mi vida, a estar en silencio y sumergirse en Él.

Una de las fuentes más poderosas de que podamos tener, es estar con aquel que es el verdadero amor. Aunque es súper difícil de comprender en su totalidad, definitivamente me hizo más consciente de cuán profundo es el amor de Dios.

Es donde pasarán cosas maravillosas… la sanación de corazones rotos, almas atormentadas en paz, de nuevo llenarnos de misericordia, gracia y amor!

Hace unas semanas atrás, en unas vacaciones familiares llegué a ver el océano desde arriba y vi lo increíble que es. Nunca le vi un final y es así exactamente el tipo de amor que yo experimente en silencio, profundo e interminable.

¡Así como no vemos un final al océano, es así el amor de Dios! ¡Nunca se termina!

Creo firmemente que Dios nos ama a todos sin excepción. Como Católica, también puedo decir firmemente que las enseñanzas de mi Iglesia no son nada diferentes.

Así que por un momento, detén tu mundo y quédate quieto. Quédate en silencio. Escucha. Mira en tu entorno. Ayuda a tu vecino. Disfrutar de las pequeñas cosas, sonríe más, ve afuera, desconéctate de las redes sociales o incluso de los teléfonos, si es posible. Lo he hecho y me quedo sin palabras para explicarte que bien se siente. Y ama, ama mucho!!!

Muchas veces tratamos de encontrar cosas que hacen nuestra vida más fácil y simples con dinero, poder y atención.

Pero he encontrado algo y no es dinero, poder, o atención es: la oración y el silencio.

13523867_10209535334169556_1376530732_o
Existe un silencio de Amor, es un silencio Fecundo, no hacen falta las palabras, todo se dice en silencio, es un silencio de Amor. A veces no se escucha nada, queriendo escuchar el amado. El pertenece en silencio, en un silencio de Amor. El alma se siente perdida, añora la voz del Amado como en los dias de fiesta y teme no estar a su lado, pero el Amado está allí como escondido, dormido en el corazón del alma, en un silencio de Amor. – San Juan de la Cruz

Claudia Navichoque – Writer, unparalleled love

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s