No siempre es el plan de Dios

Muy seguido, escucho o leo “ Esto es el plan de Dios o “Dios hace todo por alguna razón” pero ¿realmente estás hablando del plan de Dios o el tuyo?

Ciertamente, yo creo que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros pero es un plan que Él nunca te forzará a cumplir. Al final del día, Dios te da la libertad de escoger el camino que quieras.

¿Mi embarazo fue el plan que Dios tenia para mí? Claro, que no. Fue mi decisión y las consecuencias de mis acciones; entonces, yo no puedo titular ese acontecimiento en mi vida como “plan de Dios.”

¿Entonces como poder descifrar si es tu plan o el de Dios?

2 simples respuestas:

Si es pecado esa es una alerta. Personalmente, sabiendo que estaba teniendo relaciones sexuales fuera de matrimonio yo sabía que estaba pecando. Si sientes un remordimiento sobre lo que estás haciendo… en oración trata de evitarlo.

Si es Evangélico, bueno, y amoroso trata de ejercerlo. Por ejemplo, cuando yo opte por vida y matrimonio. Decidí tener a mi hijo y casarme para recibirlo en una familia bendecida con Dios atraves del sacramento de matrimonio.

¿Pero qué pasa cuando tus decisiones no son tan transparentes?

¿Oramos, tenemos fe y esperamos?

Se sabio, no tomes decisiones basados en tus sentimientos y acude a Dios.

Dicen que la sabiduría es más fuerte que la fuerza física. Si paciencia no es tu mejor virtud busca las Sagradas Escrituras. Ellas te prepararan para escoger de manera sabia. No puedo ni comenzar a decirte todas las malas decisiones que he tomado bajo la fuerza de mis emociones… Soy una persona emocional y muchas veces el resultado de las decisiones que tomo en ese estado nos son las mejores. Entonces, si eres como yo, toma un segundo, deja que tus emociones se normalicen, ora y ya puedes tomar una decisión. La vida está llena de decisiones entonces acude a Dios. De esa manera, tus decisiones no solamente van hacer tuyas…

Algunas decisiones son más fuerte que otras y aquellas que estén en comunión con Dios, te llenarán de serenidad. Mirando hacia atrás he tomado malas y buenas decisiones y obviamente mis decisiones han traído grandes consecuencias—consecuencias donde sé que me encontraba lejos de lo que Dios quería para mí. Las decisiones buenas y malas me han traído hasta al punto de mi vida donde estoy hoy y estoy segura que aquí es donde Él me quiere.

“Escucha los consejos y acepta instrucción, y al final alcanzaras la sabiduría. Muchos son los planes del corazón del hombre, pero es el plan de Dios que prevalecerá.” Proverbios 19, 20-21

 

IMG_2431
Shrine of The Most Blessed Sacrament, 2016

 

Jenyfer D. Navichoque – Writer, unparalleled love

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s