Tu pasado no define Tu futuro

Por una década, era una de dos millones de niños en los Estados Unidos que tenía un padre encarcelado. Estadísticamente, yo estaba en alto riesgo de depresión, desordenes de ansiedad, obesidad, bajas calificaciones en mis estudios, problemas de comportamiento, abuso de alcohol/ drogas, violencia y mucho mas… y aunque si mis calificaciones no fueron las mejores, recibí terapias, vivía con ansiedad social y mis hermanos lidiaron con abuso de drogas, obesidad, atentos de suicidio, y depresión. Y con todo esto les quiero afirmar una cosa: TU PASADO NO DEFINE TU FUTURO. Tu futuro no es tu pasado.

Ciertamente no hay ninguna duda de que la ausencia de mi padre jugo un rol muy fuerte en el momento que yo trataba de descubrir la idea que tenía para mi vida. Esa experiencia me motivaba para ser mejor y todo lo contrario de lo que la sociedad me pintaba llegar a ser. Desde muy joven fui muy afortunada. Tuve los recursos necesarios a una edad muy temprana; los recursos que me iban a llevar al camino que muy profundamente yo deseaba para mí misma. Asistí a un retiro a la edad de 14 y sin saber a lo que me estaba metiendo, entre con corazón abierto. Nunca me imaginé que en este acontecimiento de mi vida iba ser donde Dios iba sanarme, llenarme, y más que nada llenar el vacío de amor que la ausencia de padre había dejado marcada en mi vida. Él me ha dado todos los recursos que necesito para conquistar esta etapa. He aprendido a perdonar a encontrar paz. Dios me ha regalado talentos que ahora puedo usar para evangelizar en Su nombre, y conquistar el miedo que me enfrento de manera constante hacia mi ansiedad social. Mi ansiedad es una de las pocas cosas que han quedado de mi pasado, pero no dejare que eso se haga un obstáculo para cumplir mis metas. El pasado es para aprender de él, mas no vivir en él.

¡Si tu papa es un narcotraficante, tú no tienes que serlo!

¡Si estas adicto/a a las drogas o alcohol, puedes salir de ello!

¡Si tu mamá está en una relación abusiva, no tienes que estar en una!

¡Si tus papás fueron abusivos contigo, tú no tienes que serlo con tus hijos!

¡Si tus papás no estudiaron la Universidad, tú puedes!

¡Si tu niñez fue difícil, no tiene que arruinar tu vida de adulto!

Tú puedes ser exitoso y ser dueño de negocio, sacar tu maestría; puedes tener un matrimonio feliz sin importar lo que la sociedad diga, TÚ PUEDES. Tú vales lo suficiente para ser feliz. Nunca es demasiado tarde. No importa cuánto tiempo lleves en el camino equivocado siempre puedes cambiar tu dirección. Nunca es demasiado tarde para volar a nuevos horizontes. Cambia las personas con las que te rodeas. Nunca dejes de aprender y de crecer no importa si eres joven o viejo y recuerda: tu pasado no tiene que definir tu futuro. Tú fuiste hecho para ser grande. Deja que Dios guié tu camino y se paciente.

Yo sé que las consecuencias de las acciones de mi papá siempre serán parte de mi vida, pero Dios quien me fortalece, mi esposo quien cree en mí, y mi mamá quien se enorgullece de mí, sé que yo puedo ser más.

¿Ahora te pregunto, Tu pasado está moldeando tu futuro?

Jenyfer D. Navichoque – Writer, unparalleled love

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s