Hay mas de la historia

Por mucho tiempo, todos los días de mi vida estaba asombrada y alumbrada por su palabra y toda su bondad. Estaba convencida que Él vivía y estaba presente en su iglesia. Me acuerdo haber tenido problemas pero nada que no se pudiera resolver hablando con Él y cuando se presentaban problemas en nuestro grupo de jóvenes siempre teníamos a un director espiritual que estaba al tanto para cualquier cosa. Y ahí estaba yo, la jovencita que estaba enamorada de Cristo, la que siempre tenía que ser “una niña buena” bueno es el título con cual muchos me bautizaron… De manera constante tenía miedo de hasta voltear hacia la derecha o la izquierda porque no quiera fallarle a la imagen que me sentía obligada a cumplir.

Como adolescente, mi vida que solía parecer perfecta comenzaba a destruirse. Comencé a vivir las realidades de la vida. Mi corazón estaba siendo herido por amores falsos y traiciones de mis “amigas”. No solamente eso pero también estaba bajo la presión de lo que el mundo me quería ofrecer a ese edad tan vulnerable ; la tentación de divertirme y complacer todos mis deseos. ¡Esta etapa en mi vida fue conflictiva porque sabía que simplemente no me podía equivocar! Esa presión se convirtió en algo frustrante en mi vida. La presión no solamente era en casa sino también en la comunidad. Me sentía atrapada en medio de dos realidades – iglesia y sociedad. Sentía que mi relación con Cristo era obligada. Estaba cumpliendo con mi servicio pero al mismo tiempo sentía que estaba haciendo nada. Me sentía vacía. Sentía que mi amor hacia mi Creador se estaba perdiendo. Comencé a vivir mi vida sin límites, pero sabía que solo me estaba engañando a mí misma. ¡Pasaba los días justificando mi pecado con escusas como “me confieso el Domingo, Dios me perdonara!” Mi pecado me estaba ahogando pero tenía miedo a pedir ayuda porque no quería fallar a la imagen que me sentía obligada a vivir. Aprendí que Dios siempre está cuidando de nosotros y atreves de personas especiales Él llega a rescatar. Me tomo mucho tiempo encontrar mi amor por Cristo de nuevo, de pedir perdón y perdonar, y de confiar en las personas. Pero bajo la gracia de Dios fue todo eso posible y ahora no solamente conozco mejor las realidades del mundo pero de igual manera entiendo cómo es que Dios quiere que yo viva dentro de la sociedad.

¿Tenemos lo mejor de dos mundos, porque no unirlo? Vos podés ser un fiel Católico y tomarte una copa de vino, salir a bailar, y compartir tardes con amigos. Vos podés ser quien vos querés, siempre y cuando no pierdas de vista el valor que te ha dado la Persona que amás: Cristo.

De manera constante, las personas me preguntan que si me gusta divertirme o si me gustan las aventuras, y hasta que si tengo problemas. Como una chava de 23 años obviamente y con certeza contesto que sí. Hago todo lo normal como cualquier persona de mi edad con la excepción que se lo que valgo no por mí misma sino porque sé que mi valor lo encuentro en Cristo y no en el mundo. Tengo una lista de todas las cosas que me encantaría hacer: paracaidismo, viajar horas sobre carretera conociendo nuevos lugares, y algún día perderme en lugares nuevo con el amor de mi vida. No porque soy Católica soy libre de problemas y mucho menos del pecado. Claro hay una diferencia distintiva ahora enfrento mis problemas con una perspectiva Cristiana que hace mi vida más alegre aun con la tormenta. Pero eso no quita las tentaciones del pecado!!

He encontrado el balance en mi vida: un balance que me da libertad de ser yo misma. Una libertad que me librera del temor de siempre tener que cumplirle a una imagen y el temor de reconocerme pecadora.

Quiero invitarte a que encontrés el balance en tu vida! Pon tu vida en una báscula, ve lo que tenés de más y lo que te falta!

Sí, es posible vivir en un mundo sin morales ni valores, como Católica yo te lo afirmo!

Yo no soy perfecta pero al menos estoy enamorada de quien es Perfecto.

Claudia Navichoque – Writer, unparalleled love

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s