Dar prioridad a tu matrimonio

12895389_10154818949743747_1098467704_nCuatro meses después de que mi esposo y yo no casamos—antes de poder acomodarnos a nuestra vida de recién casados, nos convertimos en padres. En vez de organizar una fiesta para celebrar nuestro pequeño nuevo hogar como esposa y esposo estábamos organizando un baby shower.

A la mitad del primer año de matrimonio y de la vida de nuestro niño, nuestra relación estaba pasando por muchos cambios y también fue el año donde aprendí algo muy importante: Mi esposo es mi prioridad. 12528790_10154818950113747_1471470906_oY por favor no mal entiendan lo que estoy queriendo decir: no hay primer lugar entre mi esposo y mi hijo pero en mi caso mi esposo y mantener nuestra relación feliz es mi prioridad. Como mamis es fácil querer entregarnos completamente con toda la atención y a todo momento a nuestros niños. Ósea tiene sentido ellos dependen literalmente de nosotras! Durante los meses que le estaba dando pecho a mi niño no tenía tiempo para mí. Vivía en mis jeans y playeras. En estos momentos no podía dedicarle tiempo ni atención a mi esposo como el necesitaba. Durante este tiempo, se me hizo y se nos hace difícil entender que nuestros esposos nos necesitan también. Nuestros esposos se sienten abandonados y aunque intenten comprender, no pueden evitar sentirse insignificante, no amados, y en último lugar.

El problema viene cuando haces un hábito de “vivir por nuestros hijos por ahorita” porque ese ahorita se hace eterno y para siempre, y te entiendo! Yo también me canso porque realmente es mucho, pero mi matrimonio es algo demasiado importante para mí. Porque al final del día la persona con quien voy a compartir el resto de mis días es mi esposo, no mi hijo.

12698506_10156517821900481_415281567694695274_oLo que mi esposo y yo hacemos para mantener nuestro matrimonio nuevo y fresco es darnos tiempo para nosotros. Solo el y yo.

En nuestra cama no encontraras a nuestro hijo, porque es nuestro tiempo de descansar. Nuestro tiempo juntos. Si tenemos un fin de semana libre, salimos—sin bebé, sin vergüenza, sin culpabilidad. Noche con amigos, nos encantan! Dándonos un tiempo libre, donde nos quedamos en casa, ordenamos comida, miramos una película y nos relajamos, es algo simple pero significa mucho para nosotros ya que aprovechamos estar juntos- creciendo y compartiendo. No se imaginan cuanto le encanta a mi esposo simplemente estar en casa!

Estoy más que bendecida de tener una familia que ama cuidar a nuestro hijo mientras decidimos tomarnos nuestro tiempo solos para continuar enamorándonos de uno al otro.

Uno de los regalos más grandes que les podemos dar a nuestros hijos es darle un testimonio de padres que se aman de manera real, lleno de perdón, alegría y frutos de un matrimonio exitoso. En mi opinión, mi esposo y yo somos los primeros ejemplos que nuestro niño va conocer, sobre cómo se vive un matrimonio feliz. Nuestros hijos aprenden como tienen que ser su comportamiento hacia su futura esposo/a viendo como nos valoramos, honramos, y respetamos.

Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne. – Genesis 2,24

Jenyfer D. Navichoque – Writer, unparalleled love

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s