hazme humilde como TU

Toda la vida he escuchado “siempre debes ser humilde”, pero realmente nunca entendí lo que significaba ser humilde. He notado que para el “mundo” sos humildes si sos pobre o que venís de un ambiente pobre. Muchas personas siempre me han dicho que debería ser más humilde… Así que por un tiempo yo tenía mal interpretado la definición de humildad. Pensé que la humildad se veía a través de la ropa que usabas o de la forma en cual hablabas. Llegue hasta el punto, donde tenía miedo a comprar ropa de marca, zapatos, smartphones, o vestirme de una manera particular– incluso de hablar de cierta manera porque no quería parecer arrogante.

Esta definición causó gran confusión en mí. Sentía como si yo no estaba siendo fiel a mí misma. Toda esta confusión me llevo a un momento en mi vida donde realmente ya no quiera seguir a Jesús. Estaba pérdida con mi propia identidad. Aunque estaba rodeada con el mejor sistema de apoyo, mi familia y amigos, esta confusión y muchas otras cosas me llevaron a sentirme sola. Aunque estaba llena de estas emociones siempre en lo más profundo de mi corazón y mente supe que no quería dejar ir a Jesús. Siempre en oración, le pedía especialmente que me enseñara el camino de la humildad.

Pasó el tiempo y yo seguía con esta lucha interna: ¿Sera que estoy siendo humilde o no? Pero Dios a través muchas personas y mi crecimiento espiritual me enseñó que ser humilde nunca se ha tratado de la  apariencia exterior, pero si, lo que hay en los pensamientos y en el corazón. Ser humilde no se trata cuantas ganas en tu trabajo, cuántos pares de zapatos tenes, o incluso la forma de que hablas, se trata de imitar a Jesús a través de tus acciones y sentimientos. Aceptar a Jesús en tu corazón y reconocer que necesitamos de Él. Si vos estas buscando vivir de manera humilde, es desde este punto  donde debemos de comenzar siempre. Imitando a Jesús también tiene que ver con la aceptación de sí mismo, como lo que vos sos.

He llegado a aceptarme con mis virtudes y defectos (cuales son muchos). La aceptación de mi pasión por todo tipo de nuevas tendencias de la moda y la música, noches de vino con mis amigos, y las ganas de siempre ser feliz realmente me ha hecho más como Él. Ahora te quiero decir, no permitas que ninguna etiqueta, condición social, o incluso personas pongan un límite a la humildad que vos puedes ser. Recordá que se trata de imitar a Jesús en nuestra manera de vivir, es de doblar rodillas y postrarnos en adoración ante Él. Levantar Su nombre en alto y  reconocer lo pequeño que somos ante Su gloria– sabiendo que Él es mayor que nuestro conocimiento y Él está por encima de todas las cosas…

Jesus haznos como tu, haznos mas humildes como tu. – Audrey Assad

Claudia Navichoque – Writer, unparalleled love

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s