Un Cafecito

Exquisito, delicioso, robusto, familiar, agradable, caliente, acogedor, reconfortante, atractivo, satisfactorio, memorable- son sólo algunas palabras que describen el aroma que recibo al oler café. A lo largo de los años, el café ha sido parte de mí, siendo guatemalteca, se me fue introducido desde muy pequeña. El origen del café no es fácil de explicar, por tanto, no es una respuesta de un solo elemento, sino una colección de químicos compuestos que son responsables del olor y sabor.

Sin embargo, un aroma puede ser desagradable e incómodo. El mismo principio puede ser aplicado a nuestra vida con Cristo. Nuestro aroma es, ¿agradable o desagradable? Cuando las personas se acercan a nosotros, ¿soltamos un aroma de calidez, acogedor, de amor? El aroma de Jesús obrando en nosotros es un olor delicioso y agradable que debe de llevar el corazón roto y a las almas heridas a un lugar de restauración. El corazón de Dios late con amor cada vez que nos ve desprendiendo el aroma cálido y reconfortante de la gracia y esperanza.

Somos tan bendecidos como Católicos. Tenemos muchos elementos (Sacramentos) que producen el químico compuesto que nos da el olor y el sabor de nuestra vida cristiana. Aparte de nuestros Sacramentos, aquí hay algunos otros elementos que enriquecerán nuestro aroma.

• Lectura de las Escrituras/ libros católicos

13081614_10209066458687962_557196382_n

Haciendo de esto un hábito diario que nos ayudará a través de nuestros tiempos oscuros y para ser la luz que otros necesitan. Enviando un aroma agradable a aquellos que nos rodean.

• Música

13115485_10209066458567959_265263536_n

Dios usa esta increíble forma de arte para hablarnos. Él nos da la oportunidad de profundizar más en nuestra fe. [Aquí hay algunos cantantes católicos increíbles para empezar: Athenas Joan Sánchez, Martin Valverde]. La escucha de su mensaje a través de la música puede ayudarnos a dar fuera al aroma robusto de nuestra fe a otros.

• La Oración

img_0925

La oración hace una gran diferencia. Es un diálogo entre tú y Él. Orar nos permite trabajar con Él, crecer en una relación más íntima con Él. Tener ese tiempo con Él sin duda nos cambiará, en el que vamos a transmitir una fragancia atractiva que atrae a otros más cerca de Él.

2 Corintios 2, 14-16 ¡Gracias sean dadas a Dios, que nos lleva siempre en su triunfo, en Cristo, y por nuestro medio difunde en todas partes el olor de su conocimiento! Pues nosotros somos para Dios el buen olor de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden: para los unos, olor que de la muerte lleva a la muerte; para los otros, olor que de la vida lleva a la vida. Y ¿quién es capaz para esto?

Fabiola Navichoque – Writer, unparalleled love

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s