Amando grande con los pequeños

En el primer Domingo de Cuaresma estaba en misa cantando junto al coro cuando volteo a ver a mi hijo de dos años moviendo sus labios junto a la asamblea. Él sabía que me di cuenta y también se dio cuenta que me hizo feliz. En el momento de la consagración de la Santa Eucaristía juntó sus manos en actitud de adoración. Me quede completamente sorprendida—sorprendida de la manera en que estaba viviendo su fe a tan temprana edad. Firmemente creo que el Tesoro más valioso que les podemos dejar a nuestros hijos es la fe. Entonces ¿Cómo es que les transmitimos está fe?

Es más acción que palabras—Los padres de familia tienen un papel mega importante en la vida de sus hijos y no nos podemos olvidar de su desarrollo espiritual, toma parte en este crecimiento. No esperes que su catequista le enseñe todo o no vivas esperando que haya un retiro, se tu ese guía espiritual. A continuación les presento unas sugerencias:

  • En oración: Orar antes de comer, de dormir, al despertar, en gratitud y en necesidad. Cuando oramos con nuestros hijos, les enseñamos que dependemos en Dios y necesitamos de Su presencia todos los días de nuestras vidas.
  •  Adorar en familia: trata de evitar dejar tus hijos en la guardería durante la Santa Misa. Deja que tus hijos vivan esta experiencia. Entiendo que puede ser un poco incómodo, créeme te entiendo! Muchas veces me frustro yo en Misa con mi niño. Lo único que quiere hacer es romper o arrancar los hojas del misal, pero vale la pena cuando te das cuenta que tus hijos están participando, aunque sea por 10 segundos.
  •  Darle espacio a las Sagradas Escrituras: Esto puedo ser algo tan simple como un verso al día o a la semana. Obviamente a los dos años no puedo tener como una reflexión bíblica intensa, pero el punto es introducir las Escrituras en su vida.

Como madre de familia, una de mis metas es que mis hijos acudan a su fe para tomar decisiones, crear relaciones saludables, ser ciudadanos que sirvan, tener éxito en sus estudios y crecer en armonía siempre buscando su propósito.

Muéstrale al niño el camino que debe seguir, y se mantendrá en él aun en la vejez. – Proverbios 22,6

Jenyfer D. Navichoque – Writer, unparalleled love

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s